Vicente y Dory

DE AZPEITIA EN TERAPIA ASISTIDA CON ANIMALES (TAA)

Autor: Catalina Ubilla Grau

La Terapia Asistida con Animales (TAA) utiliza a las perros como herramienta terapéutica en tratamientos psicológicos o físicos, los perros intervienen en la terapia como facilitadores de la misma, siendo un soporte eficaz y poco convencional que rompe las barreras a veces existentes entre terapeutas y pacientes. Son sesiones en donde interactúa un paciente o más y un o varios animales, conectados a través de un terapeuta, diseñadas y evaluadas a través de un equipo interdisciplinario (terapeutas, entrenador, profesores, etc.). Se trabaja con golden retriever y alguna otras razas, quienes deben tener un alto nivel de entrenamiento, control y obediencia, a través de métodos de entrenamiento basados en el reforzamiento positivo (como lo es el clicker training), y respondiendo tanto a comandos orales como gestuales. La idea de la sesión de terapia, es que el entrenador desaparezca, por medio del control a distancia y gestual, para que el perro pase a ser el protagonista y se desarrolle esa estrecha interacción con el paciente.

Es muy importante distinguir entre Actividades Asistidas y Terapia Asistida, ya que la principal diferencia estriba en que la Terapia debe contar con la participación de un terapeuta (psicólogo, fonoaudiólogo, terapeuta ocupacional, kinesiólogo, profesor, etc.), y cada sesión debe contener objetivos terapéuticos específicos, así como generales del proceso.

La TAA se diseña con especial cuidado, en un equipo interdisciplinario en donde terapeutas y entrenadores elaboran la terapia, y luego de comenzar van registrando las sesiones y evaluando periódicamente. En las actividades asistidas, no hay objetivos específicos, sino que el objetivo es la actividad en sí, y no es necesario registrar cada una de las sesiones.Los beneficios de la TAA y la creación del vinculo animal-humano son muy amplios, van desde los aspectos físicos, como reducción de la presión sanguínea y estrés, por nombrar algunos, hasta los psicológicos como incremento de la autoestima y sentimiento de seguridad. Cuando se interactúa con un perro en un cuidadoso y profesional diseño de una Terapia, es inherente a su participación un sentimiento de bienestar pleno, los perros tienen una magia que envuelve al paciente motivándole a la realización de los diferentes ejercicios que comprende una determinada terapia.En AZPEITIA KENNEL tanto entrenadores como perros, han sido formados seriamente a través de un curso de 7 meses dictado por fundación BOCALÁN (España) en Chile a través de la fundacion CONFIAR, tanto en el aspecto teórico y práctico, aprobando estándares internacionales de reconocida seriedad, haciendo así de la terapia un trabajo profesional.